Neurocognitiva y TDAH

Neurocognitiva y TDAH

El problema atencional esencial se interpreta desde la neuropsicologia como una alteración del autocontrol, es decir, la función ejecutiva – por ello además de evaluar y trabajar los procesos atencionales y de memoria básicamente de trabajo se abordan como un déficit ejecutivo. Es importante explorar el estado de los reflejos primitivos, si están activos o si nunca se activaron ni se integraron, revisar la dominancia cerebral si permite el flujo ininterrumpido de la información o si la lateralización me lo afecta y las vias por donde cada cual aprende mejor….con esa información establezco plan de intervención.

Habilidades Ejecutivas:

  • inhibir la respuesta… no dejarse llevar por todos los estímulos… impulsividad
  • dirigir la atención: concentrarse en la tarea y evitar distracciones
  • control emocional: resistir la influencia emocional que prturba la acción
  • planificacion y organización de las metas
  • inicio y mantenimiento de la acción (lentitud o abandono de la tarea o meta)
  • flexibilidad: capacidad de cambiar de estrategias cuando se demuestra su ineficacia o cuando hay situaciones nuevas o aprender de los errores.
  • Manejo de la memoria de trabajo y aprovechar el conocimiento previo
  • metacognición: reflexionar acerca de nuestro modo de pensar, actuar y sentir y mejorar lo que sea necesario
    capacidad para soportar el esfuerzo, las molestias y guiarse por las recompensas lejanas….capacidad de frustración

Problemas básicos a tratar cuando está afectada la función ejecutiva

  • incapacidad de inhibir la respuesta, no puede impedir la accion
  • incapacidad para iniciar la acción
  • incapacidad para tomar decisiones
    incapacidad para mantener las metas
  • incapacidad para cambiar las metas cuando se demuestra ineficencia o ineficacia.
  • incapacidad para comparar metas y resultados de la acción, evaluar exito y error y recificar. En ocasiones no hay conciencia del error.

La alteración de estas funciones cognitivas refieren ciertas quejas en los padres como:

  • mi hijo no consigue acabar las tareas que se le asignan
  • mi hijo parece que no escucha
  • mi hijo no para de moverse
  • mi hijo es torpe
  • mi hijo es muy desorganizado
  • mi hijo está siempre en las nubes, sueña despierto, parece estar flotando
  • mi hijo tiene pobre concentración
  • mi hijo se cansa muy pronto si la tarea supone concentrarse o un poco más de esfuerzo y detalle
  • mi hijo se distrae fácilmente
  • mi hijo tiende a ser pasivo
  • mi hijo se olvida fácilmente de cosas
  • a mi hijo le cuesta completar las tareas o terminar lo que empieza
  • mi hijo no sigue normas, se enoja si no tiene lo que desea inmediatamente
  • mi hijo no espera turnos
  • mi hijo quiere las cosas para ayer
  • a mi hijo no le motiva ponerse metas para alcanzar lo que quiere a largo plazo
  • mi hijo se conforma con menos con tal de tenerlo YA, lo prefiere a esperar aunque eso implique mayor beneficio.
  • a mi hijo hay que supervisarle los trabajos y hacer las tareas sentado al lado de él
  • mi hijo cambia de actividad constantemente
  • mi hijo a menudo parece estar confuso y no entiende lo que se le pide
  • mi hijo monta rabietas, o es agresivo, tiene problemas con los compañeros…..

Tratamiento Neurocognitivo:

Aunque hay tareas de estimulación de diferentes aspectos de la función ejecutiva en general, la intervención siempre es individualizada, no hay un programa o recetario fijo.

Ivonne Crispin, Psicóloga

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar