Psicosis y Esquizofrenia

Psicosis y Esquizofrenia

La psicosis consiste en general en una ruptura con el juicio de realidad, es lo que popularmente se denomina “perder el juicio”, sin embargo esto puede ocurrir de forma transitoria y sin secuelas. En otras ocasiones la “pérdida del juicio” es más grave y duradera y en ese caso hablamos de enfermedades mentales como la esquizofrenia o la paranoia.

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que suele cursar con periodos de exacerbación en los que el paciente pierde el contacto con la realidad de forma importante y suele presentar dificultades para valerse por si mismo por lo que puede requerir un ingreso en un hospital para poder recibir un tratamiento intensivo. Una vez superada esta exacerbación el paciente recupera el contacto con la realidad y suele mantenerse estable durante años siempre que mantenga el tratamiento farmacológico. En esta estabilidad, el paciente suele ser capaz de trabajar, de relacionarse con normalidad con los demás y de hacer una vida muy normal.

La base del tratamiento es la medicación antipsicótica que debe tomarse tanto en las exacerbaciones como en el mantenimiento para evitar las recaídas. Hay que tener en cuenta que la causa más frecuente de recaída es el abandono de la medicación seguida del consumo de tóxicos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar